Caso práctico para reducir el coste de las pólizas de crédito

Si tienes más de una póliza de crédito contratada, hay que decidir de cual disponer primero para minimizar el coste financiero. Puede parecer sencillo, pero no hay que olvidarse de otros costes adicionales.

Cuando contratas una póliza, aparte de los gastos de apertura, estudio, étc… que tienes que pagar sí o sí, están los intereses por la parte dispuesta, y una comisión de disponibilidad, que a pesar de llamarse así en realidad son intereses por la parte no dispuesta.

Se ve mejor con un ejemplo

  • Contratamos una póliza de 100.000 euros. El interés es 5% y la comisión de disponibilidad 0,25%, ambos anuales.

Si disponemos de 50.000 euros durante todo un año, habrá que pagar 2.500 euros de intereses (5% s/50.000) y 125 de comisión de disponibilidad (0.25% s/50.000). El coste financiero total de esa póliza será de 2.625 euros.

  • Tenemos otra póliza, también de 100.000 euros, con un interés del 5,25% y una comisión de disponibilidad del 0.75%.

Disponemos igualmente de 50.000 euros durante un año. Pagaremos 2.625 euros de intereses (5,25% s/50.000), y 375 euros de comisión de disponibilidad (0.75% s/50.000). Total 3.000 euros.

El coste financiero de la segunda póliza es superior.

Pero, ¿Qué ocurre si tenemos esas dos pólizas contratadas a la vez?

Si disponemos de los 50.000 euros con la primera póliza, el coste de no disponer de la otra es de 750 euros, con lo cual, el coste total será de 2.625 + 750 = 3.375 euros.

Si disponemos de los 50.000 euros con la segunda póliza, el coste de no utilizar la primera es de 250 euros. Y por tanto, el coste total de esta opción es de 3.000+250=3.250 euros.

Puede resultar sorprendente este resultado, y desde luego no es evidente a simple vista, por eso es muy importante hacer todos los cálculos antes de tomar la decisión.

El banco cobra por retener ese crédito aunque no se utilice. Y el coste no es menospreciable.

Descarga esta hoja para calcularlo

El ejemplo ha sido muy básico, pero en la realidad no lo es tanto. Para que no tengas que calcular manualmente el coste cada vez que necesites disponer de una cantidad, te puedes descargar esta hoja (Optimización de utilizacion de pólizas) donde, una vez metidas las condiciones contratadas sólo hay que introducir el importe a disponer y la hoja calcula qué cantidad hay que disponer de cada una.

Necesitas tener instalado el complemento Solver, aunque es sencillo de hacer (en la hoja hay instrucciones), y además te puede servir para más cosas.

 

Mi objetivo es mejorar el sistema de información de las empresas. A veces son pequeños detalles, pero marcan la diferencia.

Puedes ver más artículos como este en mi blog ( http://z1gestion.es/blog/ ). Si te ha gustado deja un comentario, es la forma de saber si lo que cuento realmente interesa.

Estaré encantado de que conectes conmigo en Linkedin y Facebook o de que me sigas en Twitter.

Si quieres más información o necesitas que te ayude a mejorar el sistema de información de tu empresa, puedes contactar a través del siguiente formulario.

Publicado en Eficiencia, Optimización de costes y etiquetado , .

Deja un comentario